Cosechando algo nuevo: fresas en Sinjar

24 de agosto de 2022 – Irak
Suliman (izquierda) y un miembro de Samaritan’s Purse revisan con gratitud las recién cosechadas fresas.

En Irak, Samaritan’s Purse ayuda a un agricultor yazidí a traer esperanza a la región con una cosecha colorida.

Proyectos al norte de Irak
013929
$
Donar

Aunque viene de generaciones de agricultores que tradicionalmente sembraron las mismas cosas una y otra vez, Suliman* recientemente decidió intentar algo nuevo. En lugar de plantar trigo y cebada, el hombre de treinta y cinco años eligió plantar fresas. Esta cosecha no fue solo nueva para él, sino para toda su aldea. Las fresas solo se habían cultivado en muy pocas áreas de Sinjar antes que Samaritan’s Purse proveyera las semillas. Hoy, los clientes se emocionan pues la fruta vende bien en los mercados.

Las fresas de Suliman es un nuevo cultivo en su aldea en Irak.

Suliman tiene una razón más para agradecer. Ocho años atrás, ISIS desmanteló brutalmente su vida agrícola cuando invadió la provincia de Sinjar y lo forzó a dejar su tierra. Él y su familia huyeron y terminaron en otra zona de Irak donde pasaron cinco años en campamentos de desplazados. Cuando la paz finalmente regresó a la región, fue uno de los primeros en volver y empezar a sembrar otra vez. Esto lucía complicado pues ISIS dañó su tierra y destruyó parcialmente su casa. Además, los mercados agrícolas sufrieron por falta de lluvia durante tres años seguidos.

Samaritan’s Purse le extendió una línea de vida a Suliman y su familia mientras luchaban por reconstruir sus vidas en una tierra devastada por la guerra. El año pasado, le dimos medio acre, y un huerto acordonado con 100 olivas y el retoño de una higuera. El regalo traía una petición, que Suliman sembrara otras cosechas entre las filas de árboles. Este año, Suliman eligió diversificar con papas, cebollas y fresas, gracias a un kit de semillas que recibió de Samaritan’s Purse.

En su primer año, la tierra produjo una cosecha extraordinaria: casi 100 kilos de 1.300 papas, siete veces más de las cebollas plantadas y casi 100 kilos de fresas.

“Son fáciles de vender en el mercado”, dijo Suliman de su cosecha de fresa, “pero el problema es que cuando salgo al sembradío, ¡mis hijos se están comiendo las más grandes!”

“El problema es que cuando salgo al sembradío, ¡mis hijos se están comiendo las más grandes!”

No solo sus hijos prueban la fruta, sino que sus vecinos también vienen a revisarla. Le ha dado una nueva reputación en el área. En la calle, oyes a la gente decir: “Suliman es el que está cultivando fresas”.

Está particularmente agradecido por el éxito de su cosecha ya que sus tres acres de trigo y sus 10 acres de cebada no dieron una buena cosecha este año, y hubo poca evidencia de su duro trabajo en el campo. Para salvar algo de su cosecha de cebada, debió convertirla en tierra de pastar para sus animales.

Para no repetir las pérdidas del año pasado, Suliman piensa sembrar fresas otra vez. Ni siquiera el prospecto de un clima caliente y seco lo detendrá. Dice que el éxito de este año es prueba de que debe tomar el riesgo.

Suliman es uno de los más de 300 agricultores a quienes ha ayudado Samaritan’s Purse a través de un programa agro-forestal en Sinjar, Irak, desde 2021. Nuestro personal anima persistentemente a los agricultores a practicar la diversificación en sus sembradíos, pero incluso eso no garantiza una cosecha exitosa. Por favor, ora por estas familias en Irak para que experimenten el favor de Dios en estas temporadas de siembra mientras luchan por reconstruir sus vidas.  

*Nombre cambiado por seguridad

APOYO
Northern Iraq
Proyectos al norte de Irak Samaritan's Purse continua ayudando a atender las necesidades físicas y espirituales de las personas desplazadas por ISIS. Entre nuestros proyectos, ofrecemos una variedad de formas de programas para sustento para asistir a las personas Yazidi y hemos creado espacios para los menores, para que niños y niñas puedan aprender y crecer bien mientras viven en los campamentos. Estamos facilitando también el regreso de las familias cristianas a sus hogares e iglesias en las llanuras del Nínive. Ellos necesitan de nuestra ayuda para reparar los daños de sus casa y reemplazar puertas, ventanas, accesorios y pintar sobre la propaganda de los grafitis de ISIS, reclamando sus pueblos en el nombre de Jesús.

Proyecto del norte de Irak 013929
$

Más

Español
Quantcast