Ladrillo por ladrillo

28 de noviembre 2022 – Bolivia
Samaritan’s Purse está ayudando a congregaciones en Bolivia a construir o mejorar sus edificios para ayudar a servir a las personas que los rodean.

Samaritan’s Purse está ayudando a una iglesia en El Alto, Bolivia.

Construye una casa de alabanza
013757
$
Donar

“Las personas de nuestra comunidad tienen hambre de la Palabra de Dios”, dijo el pastor Eusebio, parado frente al segundo piso de la iglesia en El Alto, Bolivia. La ciudad de casi un millón de personas se extiende a su alrededor en todas direcciones, con mucha gente que él espera vengan a conocer el amor salvador del Señor Jesucristo.

La iglesia del pastor Eusebio se beneficia del programa de “casas de oración” de Samaritan’s Purse, donde ayudamos a los creyentes bolivianos a construir nuevas iglesias o mejorar sus instalaciones.

“Nuestra visión es que más personas vengan a la iglesia, para alcanzar a otros en nuestra comunidad y que las personas que se comprometan con el Señor y la iglesia avancen”, dijo el pastor Eusebio. “No creo que podríamos lograr esta visión si no fuera por Samaritan’s Purse. Han venido para ayudarnos con materiales, pero sobre todo con ánimo y la Palabra de Dios”.

  • El pastor Eusebio agradece la ayuda de Samaritan’s Purse.

Los miembros de la iglesia quisieron involucrarse en la construcción del edificio también, así que están trabajando en el primer piso mientras que Samaritan’s Purse ayuda con el segundo. Cada día, los miembros de la iglesia llegan temprano para trabajar poniendo ladrillos y cemento.

“Algunos vienen en lunes, otros en martes o miércoles. Vienen para ayudarnos a tener una iglesia más grande porque nuestra visión es llenarla de personas de la comunidad que vienen a la iglesia, que vienen a encontrarse con Dios”, dijo el pastor Eusebio.

banner for Christmas catalog

El pastor Eusebio primero conectó a Samaritan’s Purse a través de Operation Christmas Child en una distribución de cajas hace siete años. Luego durante la pandemia de COVID-19 construimos una estación de lavado de manos para la iglesia. También proveímos a los miembros con capacitación en discipulado y evangelismo, antes de trabajar con ellos en la construcción del edificio.

Las vidas se están transformando

El equipo de ministerio de Samaritan’s Purse en El Alto se centra en apoyar y movilizar a la iglesia local para alcanzar a su comunidad, especialmente a los más vulnerables. Trabajan con pastores y líderes de la iglesia así como hombres, mujeres, jóvenes y niños.

Muchos de los que viven en El Alto son aimaras, un grupo indígena de los Andes y las regiones del Altiplano en Sudamérica. La religión aimara es animista, con la creencia de que todos deben estar bien con los dioses que incluyen a Pachamama, la madre tierra.

El equipo de ministerio de Samaritan’s Purse provee ayuda invaluable a las congregaciones en este proceso de construcción.

“Cuando los aimaras se comprometen con Cristo, cambian sus vidas porque dejan a los dioses falsos con los que crecieron”, dijo Gilván Ramos, el líder del programa. “Dejan todo eso atrás y para ellos es un gran cambio ser cristianos”.

Los líderes de la iglesia local en El Alto ven cómo sus congregaciones están creciendo y las personas vienen a tener una relación genuina con Jesucristo. En el 2022, Samaritan’s Purse terminará la construcción de seis edificios para ayudar a las comunidades locales.

“Si como Samaritan’s Purse bendecimos a las comunidades, queremos que las iglesias sean nuestras colaboradoras porque nuestra estancia en la comunidad es limitada, pero la iglesia se queda”, dijo el pastor Severo, que guía al equipo de ministerio de Samaritan’s Purse. “Queremos empoderara a las iglesias para que se acostumbren a evangelizar y alcanzar a sus comunidades”.

Este proyecto en Bolivia es solo una de las maneras en que Samaritan’s Purse está sirviendo al a iglesia creciente en el mundo. Además, ayudamos a los creyentes en Colombia, Liberia y la República Democrática del Congo a construir edificios donde se puedan reunir para adorar, enseñar y discipular.

APOYO
Members of a congregation in Chuma, Bolivia, attend church services in a building constructed by Samaritan's Purse.
Construye una casa de alabanza When Jesus asked the disciples who they believed He was, the Apostle Peter declared: “You are the Christ, the Son of the living God.” Jesus replied, “Flesh and blood has not revealed this to you, but my Father who is in heaven. And I tell you, you are Peter, and on this rock I will build my church” (Matthew 16:16-18, ESV). Later, Peter preached to the diverse crowds at Pentecost, and the Gospel went around the world through the power of the Holy Spirit. More than 2,000 years later, this global body of believers continues to multiply—even though many fellowships do not have a proper place to meet. Your gift helps Samaritan’s Purse build or repair churches in countries like Niger and Ethiopia, where believers can meet for worship.

Church Construction & Bible Camps 013757
$

Más

Español
Quantcast