Casas y esperanzas restauradas en la ciudad Lake Charles.

20 de julio, 2021 - Estados Unidos
El propietario Rufus Goodwin se une a orar con los voluntarios en las afueras de su casa en la ciudad Lake Charles.
El propietario Rufus Goodwin se une a orar con los voluntarios en las afueras de su casa en la ciudad Lake Charles.

Dios está trabajando, mientras los equipos de reconstrucción de Samaritan's Purse están sirviendo, en el nombre de Jesús, en el llamado "estado Bayou".

Ayuda para desastres en EE. UU.
013622
$
Donar

Cuando el huracán Laura rugió en las costas del sur de Louisiana, en agosto del 2020, ya se sentía para entonces como un año lleno de tormentas para los propietarios Rufus y Shirley Goodwin.

Rufus describe lo que es sobrevivir a dos huracanes en el medio del COVID-19.

Rufus describe lo que es sobrevivir a dos huracanes en el medio del COVID-19.

El COVID-19 los afectó fuertemente en la primavera y ambos tuvieron que ser hospitalizados. Sus síntomas fueron tan fuertes que temieron por sus vidas. Entonces vinieron los huracanes. Laura, el huracán de categoría 4, ha sido el más potente que ha afectado el conocido "estado Bayou" desde 1856. Este afectó la región el 27 de agosto del 2020, seguido del huracán Delta, un par de meses después, el 9 de octubre.

Lo que el huracán Laura inició con sus fuertes vientos y marejadas, lo terminó el Delta con más vientos y lluvias torrenciales. Un gran árbol cayó sobre la casa de los Goodwin, dejando una apertura para el aguacero de los dos ciclones.

"Fue terrible", dijo Rufus, recordando cómo deseaban poder regresar a su casa y empezar a repararla. "Y entonces mi hijo vino y nos dijo que no podíamos vivir aquí. Se podía oler el moho. Había moho en todas partes: las paredes, el techo y el piso".

El piso estaba todo ondulado y deforme por el agua, dijo Rufus, era como "caminar en una casa de diversiones. El piso te movía de un lado para el otro cuando caminabas".

En los meses siguientes, mientras vivían con su hijo en el estado de la Florida, Rufus y Shirley llamaron a todos los lugares que se imaginaron para pedir ayuda y se cuestionaron si podrían regresar algún día a su hogar. No habían escuchado de Samaritan's Purse cuando vivían cerca de la ciudad "Lake Charles".

Dios envió a Samaritan's Purse

Solo unos días después que el huracán Laura golpeó, Samaritan's Purse envió los voluntarios de ayuda en desastres en los EE. UU. a las comunidades para ayudar con la limpieza de hogares y techar las casas con lona sobre los techos dañados. Igualmente respondimos cuando el huracán Delta arrasó.

Los daños eran tan severos y extensos, que en las primeras semanas del 2021 movimos los equipos a reconstruir en lugar de reparar. Se enfocaron más en trabajar desde cero, que en reparaciones menores.

Primero ayudamos a los Goodwin en la fase inicial de limpieza. Luego, los contactamos otra vez y regresamos con los equipos de reconstrucción. Empezamos a trabajar en su casa en el verano del 2021. Removimos partes que estaban mohosas en el interior de su hogar, incluyendo techo, paredes y piso y empezamos a reconstruir adentro.

Rufus y Shirley regresaron a Lake Charles a vivir con unos familiares y para observar el progreso que se había logrado en su casa, la cual era habitable otra vez.

La voluntaria Liz Kruse se unió a los esfuerzos de reconstrucción con su esposo Kevin.

La voluntaria Liz Kruse se unió a los esfuerzos de reconstrucción con su esposo Kevin.

Vinieron voluntarios de todas partes del país para colaborar con los esfuerzos de reconstrucción en la ciudad Lake Charles, incluyendo una pareja de Chicago, Kevin y Liz Kruse, quienes se enteraron de la oportunidad de servir a través de su iglesia.

"Estoy agradecido de tener el tiempo y los recursos para hacer esto", dijo Kevin. "Solo me hubiera gustado haber empezado a hacer esto desde hace mucho tiempo atrás".

Kevin y Liz pasaron una semana pintando las nuevas paredes de las habitaciones y pasillos de la casa de los Goodwin.

"Es increíble ver como este trabajo impactó positivamente a las víctimas en el corto tiempo que mi esposo y yo colaboramos", dijo Liz. "Ha sido una gran bendición para nosotros también. Esta casa está llena de muchas memorias y amor. Es muy hermoso poderlos bendecir de esta manera".

Restaurando la esperanza a través de la reconstrucción de hogares

"Ha sido muy difícil", dijo Rufus. "Pero Dios ha estado con nosotros todo el tiempo. Dios nos conoce y sabe nuestros pensamientos y sentimientos. Él entiende por lo que hemos pasado".

Nuestro equipo les entregó una Biblia y un certificado de todos los gastos pagos.

Nuestro equipo les entregó una Biblia y un certificado de todos los gastos pagos.

Los Goodwin finalmente pudieron regresar a vivir a su hogar en junio. El personal y voluntarios de Samaritan's Purse les dieron la bienvenida con una ceremonia especial, la cual incluyó un tiempo de oración. Su casa fue una de las primeras en ser reconstruidas en la zona de Lake Charles, desde que el proyecto inició el 17 de enero.

"Dios nos envió a Samaritan's Purse" dijo Rufus. "Ellos son personas enviadas por Dios". Dios envió a Samaritan's Purse para sacarnos de donde estábamos y traernos a donde estamos ahora".

Hasta la fecha, más de dos docenas de reparaciones y reconstrucciones se han realizado en la ciudad de Lake Charles. Un gran número de estos proyectos ya se han terminado y otros aún están en progreso. Por favor ora para que nuestros voluntarios continúen trabajando en el nombre de Jesús, ayudando a estas personas a poder regresar a sus hogares, en estos tiempos difíciles e inciertos. Ora para que muchas vidas sean positivamente impactadas y transformadas por el poder del Evangelio.

Por favor ora también para que Dios proteja la ciudad Lake Charles y otras costas del área durante la temporada de huracanes que se avecina.

Shirley and Rufus look at the invoice with the words "Paid In Full" stamped across the front.

Shirley y Rufus miran las palabras del sello al frente de su recibo que dice: "pagado".

APOYO
Ayuda para desastres en EE. UU. Samaritan's Purse moviliza y equipa a miles de voluntarios cada año para ayudar a las víctimas de emergencias dentro de EE. UU. que han sufrido por fuegos forestales, inundaciones, tornados, huracanes y otros desastres naturales. Después de los daños producidos por las grandes tormentas, usualmente nos quedamos para reconstruir casas para las personas que no tienen a dónde más acudir por ayuda.

Ayuda para desastres en EE. UU.
$

Más

Español
Quantcast