Las cajas de regalos van hasta lo último de la tierra

15 de noviembre 2022 – Mongolia

Dos generaciones de niños reciben cajas de regalos en una región remota de Mongolia.

Operation Christmas Child
013477
$
Donar

La dirección postal de Baljinnyam podría ser “hasta lo último de la tierra”. Para llegar al valle donde vive debes conducir más de nueve horas al oeste de Ulaanbaatar, Mongolia, al centro de la provincia en Bayankhongor. Ya que esta es la provincia donde vive Baljinnyam, pensarías que has llegado, pero apenas comienza el verdadero viaje.

Debes seguir un camino de grava que sale de una aldea y sigue el río hasta que se convierte en un terreno rugoso. Después de dos horas en este sendero sinuoso, llegarás a un valle donde Baljinnyam hace pastar a sus 500 ovejas y cabras, 120 yaks y vacas, y 25 caballos.

Baljinnyam vigila a su ganado montando.

En este puesto idílico en las sombras de la montaña de la Herradura, encontrarás un receptor solar cerca de un generador para su refrigerador y celular. Pero, sobre todo, más que tener electricidad en este sitio tan remoto, Baljinnyam y su familia han experimentado el poder transformador del Evangelio de Jesucristo, resultado de un evento evangelístico de Operation Christmas Child.

El buen Pastor envía un regalo

A la llegada de un grupo de invitados, Baljinnyam mata una cabra y la empieza a preparar para una comida. Su hija de cuatro años, Amina, llora cuando ve que la vida de su amiga peluda ha terminado. Al crecer en el campo, ha visto ovejas morir antes, pero nunca una cabra. Pero esto la prepara para el mensaje tan importante de ese día.

Una voluntaria de Operation Christmas Child le presenta el Evangelio a Amina y a su familia antes de darles una caja de regalos.

Mientras la carne se cocina, una voluntaria de Operation Christmas Child llamada Tzogzolmaa reúne a la familia en la otra yurta o ger, su típica vivienda, y empieza una presentación especial. Empieza por leer El Mejor Regalo, un librito colorido que comparte el Evangelio. Mientras Tzogzolmaa gira las páginas, Amina escucha atentamente, deleitada cuando mira las ovejas en las ilustraciones.

“Yo soy el buen Pastor”, lee Tzogzolmaa de Juan 10. “Conozco a. mis ovejas y mis ovejas me conocen. El buen Pastor da su vida por las ovejas”.

La madre de Amina, Doljinsambuu, ordeña los yaks como hace diariamente.

Usando imágenes que son conocidas para una familia ganadera, sigue explicando que el pastor cuida del rebaño, y así Jesús dio Su vida para salvarnos. Cuando Anima escucha eso, la imagen de la cabra sacrificada está en su mente.

Tzoglzolmma entonces la sorprende.

“Jesús te envió un regalo”, le dijo y le dio la caja verde con rojo de Operation Christmas Child. Amina de inmediato se intrigó por el papel y los colores dentro, así como por el peine, el cepillo de dientes, una toallita y una cuerda para brincar. Sin embargo, sus dos artículos favoritos son un vestido de verano azul con verde y una regla con las palabras “Jesús te ama”. Con una sonrisa nueva, se pone enseguida el vestido sobre su otra ropa y durante mucho tiempo se pone a sacar punta a los lápices de colores de la caja y aprende luego a brincar la cuerda.

El viaje de un padre

“Ver que mi hija recibía una caja de regalos fue conmovedor”, dijo Baljinnyam. Millones de padres agradecidos alrededor del mundo hacen eco a su sentimiento después de decenas de miles de eventos evangelísticos que se hacen de manera anual. Estas cajas de regalos son especialmente significativas para él ya que él mismo recibió una en 2008 después de escuchar el Evangelio de Tzogzolmaa.

La familia de Baljinnyam disfruta su estilo de vida como ganaderos.

A los trece años, Balijinnyam eligió un juguete de caballo como su artículo favorito de la caja. Al igual que su hija, la historia de El Mejor Regalo capturó su corazón 14 años atrás.

“Cuando leí el librito, todo lo que decía era verdad así que creí en Jesús”, dijo Baljinnyam.

Su padre, Erdenebat, vio la transformación en su hijo y también se hizo creyente un año después. Más tarde, cuando Baljinnyam pudo cuidar de las ovejas, Erdeneba le envió una Biblia y le dijo que la leyera.

“Así que mientras vivía en el campo, leí la Biblia”, dijo Baljinnyam. “Cuando regresaba a casa, mi padre siempre me preguntaba: ‘¿Qué has leído? Por favor, cuéntame’”.

Al leer la Biblia, Baljinnyam comprendió muchas cosas, como que hay ciertas cosas que debe hacer y otras que no.

“Cuando salgo en mi caballo, veo la impresionante naturaleza y me sorprende todo lo que Dios ha creado —la tierra, las montañas, los ríos que hizo tan maravillosos”, dijo Bajinnyam. “Leyendo la Biblia, comprendí que Dios es Espíritu, no hecho de polvo o de arena, ni de nada de este mundo”.

Ahora, 14 años después, sigue compartiendo lo que aprende de la Biblia, solo que ahora lo hace con su esposa y su hija. Juntos buscan hacer lo que la Biblia manda.

Baljinnyam enseña a su familia a seguir la Biblia.

Erdenebat ve que su hijo está creciendo en el Señor. “No se preocupa por nada. Está lleno de paz”, dijo. Agradecido por este fruto espiritual, su padre espera que algo sencillo: “Deseo que Baljinnyam esté cerca de Dios y viva rectamente para Él”.

Baljinnyam desea ser fiel, aunque enfrenta desafíos que son diferentes a los de muchos creyentes en el resto del mundo. Ya que su hogar está tan lejos, ir a la iglesia y tener comunión con otros creyentes es poco común. Sin embargo, aun así, sigue al Señor Jesucristo.

Generaciones bendecidas

En este lugar tan remoto de Mongolia, las generaciones han sido bendecidas por cajas de regalos de Operation Chrstimas Child. Tanto abuelos como padres se gozan que Amina haya recibido también una expresión tangible del amor de Dios en una caja de regalos, igual que su padre 14 años atrás.

Erdenebat estudia el librito del Mejor Regalo que ha impactado a generaciones en su familia.

“Amina se puso muy contenta por recibir un regalo y escuchar el Evangelio”, dijo la abuela Ganbileg.

Baljinnyam añadió: “Espero que crezca leyendo la Biblia como yo”.

Para animarlos, Tzogzolmaa hará un largo viaje a los gers de Baljinnyam con cierta frecuencia en los meses siguientes para guiar a Amina en las 12 lecciones de La Gran Aventura, el programa de discipulado de Samaritan’s Purse. Este curso enseña a los que reciben una caja cómo seguir a Jesucristo y compartirlo con otros.

Por favor, ora por Amina y su madre para que confíen en Cristo y para que la familia lo represente bien en los campos de Mongolia.

Amina observa a su padre leyendo. Baljinnyam espera que ella un día también lea la Biblia.

Aún es tiempo de enviar una caja de regalos a los confines de la tierra. Conoce cómo empacar una caja de regalos y traerla a uno de nuestros 4.500 centros de recolección abiertos hasta el 21 de noviembre. O puedes Empacar una caja online.

APOYO
Operation Christmas Child A través de Operation Christmas Child, Samaritan's Purse está compartiendo las Buenas Nuevas de Jesucristo con millones de niños en más de 100 países cada año. Muchos de estos niños nunca han recibido un regalo o escuchado sobre el verdadero significado de la Navidad, hasta que abren sus cajas de regalos de una persona como tú. Algunas personas no pueden dar los $10 por caja que solicitamos para los costos de envío. Pero si adoptas una caja, puedes colaborar con ellos en enviar el Evangelio y ayudar "a fin que seas para salvación hasta lo último de la tierra"(Hechos 13:47, RVR1995).

Operation Christmas Child 013477
Adopt a Shoebox: $10 | Adopt a Carton of 15 Boxes: $150
$

Más

Español
Quantcast