Encuentro providencial cambia vidas en Asia

Dios usa las cajas de regalos para llevar a un niño a Cristo justo días antes de su muerte.

Pastor Gadi regresaba de una distribución de cajas de regalos de niños en una aldea a muchas millas de distancia de la capital, cuando vio a dos niños parados al otro lado de la carretera vendiendo nueces. Sintió de inmediato la necesidad de detenerse y compartir el Evangelio con esos dos niños.

El pastor Gadi paró su carro cerca de la pequeña mesa de los niños y les compró una bolsa de nueces. Luego les preguntó si habían escuchado de Jesucristo y ellos dijeron que no. El pastor Gadi gustosamente les habló sobre el mejor regalo de Dios, Su hijo Jesucristo y les dio una caja de regalos a cada uno, de las que habían quedado de su evento de evangelización horas antes.

Los dos niños estaban muy entusiasmados por sus regalos y uno de ellos, Amir, se veía especialmente impactado por el acto de generosidad.

"Yo le creo, señor", dijo él. "Creo que Jesús vino a salvarme de mis pecados".

"Yo le creo, señor,Creo que Jesús vino a salvarme de mis pecados".
Amir

Amir le dio su número de teléfono al pastor Gadi y le pidió que lo llamara si él visitaba algún día esa parte del país otra vez.

Respuestas inesperadas

"El día que trajo esa caja, él brillaba y pensé que el Dios Altísimo lo había tocado con Su amor.Él era diferente".
El abuelo de Amir

Unas semanas después, el pastor Gadi planeó viajar de nuevo al área donde estaba Amir, por lo que llamó a su nuevo amigo. La voz de un adulto contestó. El pastor Gadi le explicó que él había comprado una bolsa de nueces de Amir y le había dado una caja de regalos. Agregó también que estaba llamando solo para saber como estaba.

Después de una larga pausa, el hombre dijo que él era el papá de Amir y empezó a llorar.

"¿Qué pasó señor?", preguntó el pastor Gadi.

"Un carro atropelló a Amir cuando vendía las nueces. Lo enterramos hace unos días".

"Lo siento mucho, señor. Por favor acepte mis condolencias", dijo el pastor Gadi. "No tengo dudas que está en el cielo con Dios el Señor".

El pastor iba a despedirse cuando el padre le rogó: "¡Por favor, no cuelgue el teléfono! ¿Lo puedo invitar a venir a visitar mi casa y conocer a mi familia?".

El pastor Gadi con gusto visitó a la familia de Amir el día siguiente, el tercer día de la muerte del niño.

Mientras le servían té comida, de 10 a 15 familiares le dijeron al pastor Gadi sobre lo honrados que se sentían de que él le compró nueces a Amir. Ellos le explicaron que él era un excelente estudiante en la escuela y vendía nueces a la orilla de la carretera porque amaba tanto a su familia que quería ayudar. También recordaron cuando Amir llegó a la casa de su día de trabajo muy entusiasmado el día que conoció al pastor Gadi.

"Ese día, cuando trajo la caja, él brillaba", dijo su abuelo. "Pensé que el Dios Altísimo lo había tocado con Su amor. Él era diferente".

¿Qué tiene de especial una caja de regalos?

"¡Amir murió, pero debido a su muerte, muchas personas se salvaron!".
Pastor Gadi

La familia le pidió al pastor Gadi que les explicara porqué esa caja de regalos era tan especial.

Esto le dio la oportunidad al pastor Gadi de explicarles que ellos podían ver a Amir otra vez si creían también en el mejor regalo, Jesucristo, que vino desde el cielo a morir por sus pecados y resucitó. Él los invitó a orar y pedirle a Dios que los perdonara de sus pecados y se convirtieran al Señor.

La mamá de Amir y el abuelo aceptaron a Jesús en sus corazones. El pastor Gadi les dio una Biblia y el abuelo empezó a buscar en las Escrituras inmediatamente. Unas semanas después, ellos se bautizaron y se unieron a una iglesia local.

La mamá de Amir dijo: "¡Jesús es mi vida! No puedo vivir sin Él".

La familia conservó la caja de regalos que Amir recibió del pastor Gadi como un recuerdo. El sobrino del pastor Gadi dijo: "Una familia 'normal' trataría este objeto como uno de mala suerte y trataría de deshacerse de él lo más pronto posible. Pero el Señor ha usado esta caja como una semilla para una nueva vida para toda esta familia".

El pastor Gadi también dijo: "Ellos dijeron que sintieron mucho consuelo después que les compartí la Palabra de Dios. Todo lo que yo le conté a Amir el día que le di la caja, él lo había compartido con su familia, dos días antes de morir".

Pero Dios tuvo misericordia con esta familia y trajo vida nueva en formas diferentes. Habían tres niños en la familia de Amir y la familia siempre habían querido niñas también. Después de la muerte de Amir, Dios les dio una niña y la llamaron Miriam, como la mujer de la Biblia.

Reflexionando en toda la experiencia, el pastor Gadi dijo: "¡Amir murió, pero debido a su muerte, muchas personas se salvaron!".

Español
Quantcast