Two young boys at a road milk stand

Las cajas de regalo abren puertas entre los no alcanzados en Asia

Animales, árboles e ídolos hechos a mano… cada uno es adorado con reverencia por diferentes grupos de pueblos no alcanzados en tan solo un país en Asia. Las familias han estado esclavizadas a estas oscuras creencias durante generaciones, pero la luz comienza a brillar. Damos gracias por cómo el único y verdadero Dios está trabajando mediante las cajas de regalo de Operation Christmas Child para traer a niños y sus familias ¡a Él!

Mejor que los animales

En un pueblo, la mayoría de los hombres ordeña animales para subsistir. Estos animales se consideran sagrados.

Dos de sus pequeños hijos se paran en la vereda cada mañana a las 5:30 para vender su preciado artículo —leche— así como pan a los transeúntes. Las pocas ganancias ayudan a mantener a los niños y sus familias.

"¿Cómo puedo compartir el Evangelio con estos preciados niños?“, se preguntó Samira* cuando los conoció por primera vez. Ella y su esposo eran la única familia cristiana en el área y habían comenzado una iglesia en casa en un esfuerzo para presentar a sus vecinos al Salvador. Samira solía orar: “Dios, por favor, dame una manera de compartir a Jesús con estos dos niños”.

"Dios, por favor, dame una manera de compartir a Jesús con estos dos niños".
Samira

El Señor respondió al presentarle a Samaritan’s Purse y nuestro proyecto de Operation Christmas Child. Cuando le dio a los niños las cajas de regalo llenas de obsequios y les contó el Evangelio de Jesucristo, sus rostros se iluminaron y ¡se emocionaron mucho!

Entonces Samira invitó a los niños a participar en La Gran Aventura, el programa de discipulado de seguimiento diseñado específicamente a los que reciben una caja de regalos. Al día siguiente, preguntaron: “Tenemos muchos amigos. ¿Los podemos invitar?” Samira estuvo de acuerdo y los niños trajeron a otros 28 para tomar las lecciones con ella.

Uno de los dos niños que recibieron la caja de regalos ahora asiste con regularidad a la iglesia de Samira y lleva invitados. Ella espera que al seguir enseñando a estos niños, ellos vengan a conocer a Jesús y Su gran amor por ellos.

Tuk-Tuk Bringing Shoebox Gifts to Children

Dejar a los árboles para abrazar la cruz

Dentro del bosque vive otro pueblo no alcanzado que adora plantas y espíritus. Ofrecen sacrificios a la diosa del bosque en espera de que los proteja. En el pasado, incluso sacrificaban a sus hijos y animales para apaciguar los espíritus. Este grupo permanece cerrado a extranjeros y echa afuera a cualquiera de ellos mismos que se atreva a creer en algo más.

Los pastores en los alrededores han tratado de compartir a Jesús con los adultos de este grupo en el pasado, sin éxito. Cuando descubrieron que podían alcanzar a los niños por medio de Operation Christmas Child, se esforzaron por traerles el Evangelio. Viajaron tres horas por auto o motocicleta, cruzaron un río en un pequeño barco y anduvieron más de un kilómetro y medio a pie, ¡todo cargando las cajas de regalos!

Uno de los voluntarios, el pastor David, compartió el Evangelio con los niños en un evento. Explicó que Cristo murió en un árbol para quitar nuestros pecados con el poder de su sangre.

Cuando los niños y niñas recibieron sus cajas de regalos, estaban entusiasmados porque ¡nunca antes habían visto juguetes!

"Los juguetes se echan a perder”, dijo el pastor David, “pero el amor de Jesús siempre permanecerá fresco y ¡lo pueden experimentar por siempre!”

De los 50 niños y niñas que recibieron las cajas de regalos, 18 se comprometieron para asistir a las clases de La Gran Aventura. Algunos de estos niños aceptaron a Crsito en el evetno, y otros más lo hicieron en las siguientes 12 clases de discipulado.

“Dios realmente está alcanzando a los niños de este pueblo”, djio el pastor David. “También está trabajando en los corazones de los padres. Esta oportunidad es una respuesta a las muchas oraciones por este pueblo no alcanzado. Operation Christmas Child permite a nuestros ministerios y pastores avanzar en nuestra labor”.

"Esta oportunidad es una respuesta a las muchas oraciones por este pueblo no alcanzado. Operation Christmas Child permite a nuestros ministerios y pastores avanzar en nuestra labor".
Pastor David

Operation Christmas Child seguirá ayudando a las iglesias locales cercanas para alcanzar a este grupo hasta que una presencia cristiana fuerte se establezca en el bosque.

Man rowing boat down stream transporting shoeboxes

Animándolos a dejar sus ídolos

Despreciados por la sociedad, los miembros de este tercer grupo no alcanzado adoran ídolos hechos a mano que llenan su comunidad. Los conflictos familiares abundan y viven en extrema pobreza. Sus hijos, cada vez más, se hacen adictos al alcohol, al tabaco y a peleas callejeras.

Aarna* por lo general toma un tuk-tuk o una motocicleta para viajar durante dos horas sobre una carretera desigual para visitar este pueblo no alcanzado. Por años ha intentado compartir el Evangelio, pero no ha podido hacer una conexión real con la comunidad hasta que Operation Christmas Child ¡proveyó una entrada!

Todo el pueblo vino al evento de alcance para ver qué sucedía y escucharon el Evangelio claramente presentado. Los niños nunca habían soñado con recibir tan buenos regalos como los que encontraron en las cajas. Para muchos de ellos era la primera vez que recibían un obsequio.

"Nadie ha venido para dar regalos y preparar un evento especial para los niños. Tuvimos muchas oportunidades para compartir el amor de Jesús".
Aarna

“Nadie ha venido para dar regalos y preparar un evento especial para los niños. Tuvimos muchas oportunidades para compartir el amor de Jesús”, dijo Aarna.

Las mamás y papás se regocijaron con lo que los niños recibieron. “Quieren escuchar tus enseñanzas”, dijeron los padres a los voluntarios de Operation Christmas Child. “Están haciendo algo bueno”.

Los ancianos de la aldea también lo declararon. “Estos pastores y maestros motivan a nuestros niños. Los jóvenes están felices con lo que están haciendo”, dijeron. “Cuando quieran, ¡pueden venir a nuestra comunidad!”

Aarna se goza por esta puerta abierta al Evangelio y espera dar las clases de discipulado de La Gran Aventura en el futuro. Dijo: “Las cajas de regalos de Operation Christmas Child ayudaron a que más niños escucharan el nombre de Jesús”.

Únete a nosotros y ora por los muchos niños y sus familias que conocerán del amor de Jesucristo entre estos pueblos no alcanzados en Asia.

*Los nombres se cambiaron por seguridad

Español
Quantcast