The Greatest Journey Celebrates 10 Years of Making Disciples

"La Gran Aventura" celebra 10 años de hacer discípulos

"Millones de niños están viniendo al Señor Jesucristo a través de Operation Christmas Child y "La Gran Aventura". Estos jóvenes discípulos están compartiendo su fe y el Evangelio está transformando familias y comunidades alrededor del mundo".

-Franklin Graham, Presidente, Samaritan's Purse

"Vayan y hagan discípulos de todas las naciones"

Mateo 28:19

18.9 MILLONES
de niños registrados

920,000
de maestros entrenados

Una pequeña semilla en Ecuador florece alrededor del mundo

Hempezó con una oración.

"Había estado orando alrededor de tres años por un programa de discipulado para los niños", dijo el Pastor Ramiro Baez, de la Iglesia El Buen Pastor en Pifo, Ecuador, cerca de la capital de Quito. "Realmente necesitábamos un programa bien estructurado".

Sus oraciones fueron contestadas en el 2009 cuando se enteró de que su iglesia había sido seleccionada para lanzar "La Gran Aventura", un discipulado de 12 lecciones, diseñado por Samaritan's Purse para los beneficiarios de las cajas de regalos de Operation Christmas Child.

"Fue tremendo", dijo Baez, tener el privilegio de presentar este curso al mundo. Tuvo un impacto inmediato en su congregación, la mayoría proveniente de vecindarios pobres aledaños al edificio de la iglesia.

"Fue un milagro de Dios para atizar el fuego del evangelismo y discipulado en esta iglesia", dijo él.

Pastor Ramiro Baez

Baez, quien sirve también como el Coordinador General de Operation Christmas Child en Ecuador, usó "La Gran Aventura" como una herramienta para plantar nuevas iglesias, incluyendo cinco en y alrededor de Pifo. Se han plantado más de 100 iglesias en total en Ecuador como resultado director de "La Gran Aventura".

Ciento cincuenta niños participaron en la primer clase de "La Gran Aventura" en la Iglesia Buen Pastor. Diez años después, más de 13 millones de niños, de 124 países, se han graduado del programa y cerca de 9 millones de ellos hicieron una decisión por Cristo. Adicionalmente, se han entrenado más de 920.000 maestros voluntarios para enseñar las clases bíblicas básicas.

"Los niños llegan a conocer a Jesús a través de "La Gran Aventura", crecer en Cristo y compartirlo con otros. Es entonces cuando se da la multiplicación", dijo Maribel Pumisacho, una representante internacional de campo de Operation Christmas Child para América del Sur. "Durante el tiempo que tuvimos "La Gran Aventura" en Ecuador, Dios nos ha permitido observar muchas transformaciones en las vidas de los líderes de la iglesia. En muchos casos, debido a que no eran líderes entrenados, se cerraban las iglesias. A través de "La Gran Aventura" hemos podido ver muchas iglesias reabrir.

"... y entonces, ellos comparten el amor de Cristo con otros".
—Maribel Pumisacho

Graduandos recientes de "La Gran Aventura" celebran en Ecuador.

En abril, 55 estudiantes del Buen Pastor se convirtieron en la primer clase del 10 aniversario de graduación de "La Gran Aventura". Se espera que a fin de año, más de 600 niños puedan recibir sus diplomas y un Nuevo Testamento en la iglesia, al completar las clases. Globalmente, más de 4 millones de niños se graduarán del curso en el 2019.

"Cuando empezamos "La Gran Aventura" hace 10 años, nadie sospechaba que esto iba a pasar", dijo Baez. "Empezó un fuego por el evangelismo". Y ese resplandor continúa brillando intensamente en miles de comunidades en todo el mundo.

"Tenemos un refrán que siempre decimos aquí", dijo Baez. "Sueña en grande. Tan grande que sea imposible para el ser humano alcanzarlo, a menos que Dios esté en medio de ello. Y (el éxito de "La Gran Aventura") es imposible para un ser humano. Es por eso que todo el honor y la gloria le pertenece a Él".

"Y todos los confines de la tierra verán la salvación de nuestro Dios".

Isaías 52:10

Más sobre la última década

Niñas de Buriatia, un grupo de personas no alcanzadas de Dadal, Mongolia, disfrutan de la oportunidad de participar en "La Gran Aventura", el curso de discipulado. En su aldea de 3.000 personas, solo cinco niños asistían a la escuela dominical antes que se ofreciera el curso de discipulado de 12 lecciones. Hoy día, 14 niños y 20 niñas asisten a la iglesia además de los 20 miembros adultos.

Una clase de "La Gran Aventura" en Letonia, recibe la visita de Franklin Graham en el 2010. Desde entonces, más de 10.000 niños de esta nación báltica, se han registrado y entrenado para convertirse en jóvenes evangelistas de sus comunidades.

Cuando Shukuran, 12, recibió una caja de regalos en Malawi, rápidamente se registró en el curso de discipulado "La Gran Aventura". Como resultado de las lecciones de la Biblia, él recibió a Cristo e invitó a sus familiares a asistir a la iglesia con él. Su pastor, Henry Mankanamba, recuerda el regalo de Shukuran de esta forma: "Fue una gota de amor. Pero para la familia, se convirtió en un océano".

(Izquierda) Niñas de Buriatia, un grupo de personas no alcanzadas de Dadal, Mongolia, disfrutan de la oportunidad de participar en "La Gran Aventura", el curso de discipulado. En su aldea de 3.000 personas, solo cinco niños asistían a la escuela dominical antes que se ofreciera el curso de discipulado de 12 lecciones. Hoy día, 14 niños y 20 niñas asisten a la iglesia además de los 20 miembros adultos.

(Arriba derecha) Una clase de "La Gran Aventura" en Letonia, recibe la visita de Franklin Graham en el 2010. Desde entonces, más de 10.000 niños de esta nación báltica, se han registrado y entrenado para convertirse en jóvenes evangelistas de sus comunidades.

(Abajo derecha) Cuando Shukuran, 12, recibió una caja de regalos en Malawi, rápidamente se registró en el curso de discipulado "La Gran Aventura". Como resultado de las lecciones de la Biblia, él recibió a Cristo e invitó a sus familiares a asistir a la iglesia con él. Su pastor, Henry Mankanamba, recuerda el regalo de Shukuran de esta forma: "Fue una gota de amor. Pero para la familia, se convirtió en un océano".

9.7 MILLONES
de niños oran y comparten su fe con sus amigos y familiares

Viorica (derecha) creció en Moldavia con un padre alcohólico. Su madre, la única que proveía para la familia, trabajaba en agricultura solo en temporadas. La comida era escasa y sus padres peleaban mucho. Viorica recibió el primer regalo de su vida por medio de una caja de regalos que recibió de Operation Christmas Child y participó también en "La Gran Aventura". Aprendió mucho de su maestra Rodica (izquierda) y pronto aceptó a Cristo como su Señor y Salvador. Viorica se entrenó después para convertirse ella misma en maestra de "La Gran Aventura" para instruir a niñas como Evelina (centro) a seguir a Cristo y compartirlo con los demás.

Cuando Kwale (de pie, a la derecha) era un adolescente en Tanzania, sus compañeros de clase lo ridiculizaban por no tener zapatos. Desesperada, su madre oró. La respuesta llegó cuando un par de zapatos nuevos aparecieron en la caja de regalos de Operation Christmas Child que Kwale recibió. Él estaba tan conmovido que se registró en "La Gran Aventura" ese mismo día. Se convirtió en cristiano durante las 12 lecciones y después de su graduación se entrenó para enseñar el curso a otros niños.

El Pastor José Benítez (derecha) no permitió que su discapacidad, producida por el polio, lo detuviera para compartir el Evangelio en la remota aldea de La Laguna, en México. Después de contactarse a través de una radio emisora, él llevó con el tiempo, cajas de regalos y nuestro curso de discipulado para las personas Nahuatl, de México, que no habían sido aún alcanzados. Mauricio (izquierda) es uno de los 80 niños de la aldea que se graduaron de "La Gran Aventura" y recibió un certificado y un Nuevo Testamento.

(Arriba izquierda) Viorica (derecha) creció en Moldavia con un padre alcohólico. Su madre, la única que proveía para la familia, trabajaba en agricultura solo en temporadas. La comida era escasa y sus padres peleaban mucho. Viorica recibió el primer regalo de su vida por medio de una caja de regalos que recibió de Operation Christmas Child y participó también en "La Gran Aventura". Aprendió mucho de su maestra Rodica (izquierda) y pronto aceptó a Cristo como su Señor y Salvador. Viorica se entrenó después para convertirse ella misma en maestra de "La Gran Aventura" para instruir a niñas como Evelina (centro) a seguir a Cristo y compartirlo con los demás.

(Abajo izquierda) Cuando Kwale (de pie, a la derecha) era un adolescente en Tanzania, sus compañeros de clase lo ridiculizaban por no tener zapatos. Desesperada, su madre oró. La respuesta llegó cuando un par de zapatos nuevos aparecieron en la caja de regalos de Operation Christmas Child que Kwale recibió. Él estaba tan conmovido que se registró en "La Gran Aventura" ese mismo día. Se convirtió en cristiano durante las 12 lecciones y después de su graduación se entrenó para enseñar el curso a otros niños.

(Derecha) El Pastor José Benítez (derecha) no permitió que su discapacidad, producida por el polio, lo detuviera para compartir el Evangelio en la remota aldea de La Laguna, en México. Después de contactarse a través de una radio emisora, él llevó con el tiempo, cajas de regalos y nuestro curso de discipulado para las personas Nahuatl, de México, que no habían sido aún alcanzados. Mauricio (izquierda) es uno de los 80 niños de la aldea que se graduaron de "La Gran Aventura" y recibió un certificado y un Nuevo Testamento.

En Namibia, Inocente (al centro en azul) y su hermana recibieron una caja de regalos de Operation Christmas Child. También participaron en "La Gran Aventura" y ambos aceptaron a Cristo. Ellos comparten las lecciones de la Biblia que aprenden en clase con sus amigos y familiares. Como resultado, su madre también entregó su vida al Señor.

Este graduando orgulloso de "La Gran Aventura" en las Filipinas, proviene de una región que no ha sido alcanzada, la tribu Iraya, uno de los muchos grupos que conforman las personas Mangyan de la isla Mindoro.

"Aprendí más sobre Jesús a través de las lecciones de "La Gran Aventura", dijo la niña de 10 años Daphne (derecha) en Bolivia. Ella estudió las historias de la Biblia del curso con su abuelita. Su historia favorita fue cuando Jesús alimentó a 5.000 personas con cinco rebanadas de pan y dos pescados. "Dios es poderoso", dijo Daphne. "Él puede hacer milagros". Como resultado, ella está orando para que sus padres regresen al Señor".

(Izquierda) En Namibia, Inocente (al centro en azul) y su hermana recibieron una caja de regalos de Operation Christmas Child. También participaron en "La Gran Aventura" y ambos aceptaron a Cristo. Ellos comparten las lecciones de la Biblia que aprenden en clase con sus amigos y familiares. Como resultado, su madre también entregó su vida al Señor.

(Arriba derecha) Este graduando orgulloso de "La Gran Aventura" en las Filipinas, proviene de una región que no ha sido alcanzada, la tribu Iraya, uno de los muchos grupos que conforman las personas Mangyan de la isla Mindoro.

(Abajo derecha) "Aprendí más sobre Jesús a través de las lecciones de "La Gran Aventura", dijo la niña de 10 años Daphne (derecha) en Bolivia. Ella estudió las historias de la Biblia del curso con su abuelita. Su historia favorita fue cuando Jesús alimentó a 5.000 personas con cinco rebanadas de pan y dos pescados. "Dios es poderoso", dijo Daphne. "Él puede hacer milagros". Como resultado, ella está orando para que sus padres regresen al Señor".

8.9 MILLONES
tomaron un decisión por Cristo

Franklin Graham se dirige a los graduandos de "La Gran Aventura" del país Georgia. Más de 130.000 niños que recibieron cajas en esta nación del Cáucaso, se registraron en el programa de discipulado de seguimiento, para aprender más sobre cómo seguir a Cristo y compartirlo con los demás.

Niños de la nación Kiribati del Pacífico, recibe el curso de "La Gran Aventura" en la isla Tarawa, lugar donde se registró una de las batallas más sangrientas de la Marina de los EE. UU. con los japoneses, durante la Segunda Guerra Mundial.

Este niño es uno de los más de 375.000 niños que se graduó de "La Gran Aventura" en la nación africana de Zambia y recibió su propio Nuevo Testamento.

(Arriba izquierda) Franklin Graham se dirige a los graduandos de "La Gran Aventura" del país Georgia. Más de 130.000 niños que recibieron cajas en esta nación del Cáucaso, se registraron en el programa de discipulado de seguimiento, para aprender más sobre cómo seguir a Cristo y compartirlo con los demás.

(Abajo izquierda) Niños de la nación Kiribati del Pacífico, recibe el curso de "La Gran Aventura" en la isla Tarawa, lugar donde se registró una de las batallas más sangrientas de la Marina de los EE. UU. con los japoneses, durante la Segunda Guerra Mundial.

(Derecha) Este niño es uno de los más de 375.000 niños que se graduó de "La Gran Aventura" en la nación africana de Zambia y recibió su propio Nuevo Testamento.

Más videos sobre "La Gran Aventura"

Fiyi

Ucrania

Perú

La aventura continúa

Tus oraciones y apoyo están enviando a niños de todo el mundo a su mejor aventura al conocer a Jesucristo como su Salvador y compartirlo con otros.

Comparte esta página

Más

Español
Quantcast